fatcat

En la actualidad la obesidad es uno de los problemas de salud más habituales. Al igual que las personas, perros y gatos también son sensibles a ganar kilos de más. A continuación, hacemos un repaso a las principales causas y en el futuro también trataremos los síntomas y riesgos, así como que está en nuestra mano para evitar que nuestra mascota presente exceso de peso.

Al igual que en los humanos, la obesidad se caracteriza por un exceso de acumulación de grasa en el organismo. Se trata de una enfermedad en la que intervienen múltiples factores:

  • La alimentación juega un papel muy importante. Es posible que nuestra mascota coma más cantidad de la que necesita, o que la alimentación que tiene a su disposición no sea la adecuada. Algunos piensos de baja calidad incluyen en su formulación una gran cantidad de grasas para aumentar su palatabilidad, pero contiene un bajo nivel de nutrientes, por lo que es necesario que nuestro amigo peludo ingiera una gran cantidad de pienso para alimentarse.
  • Igualmente, un exceso de premios o snacks puede dar al traste con la mejor dieta. Es necesario tener en cuenta estos extras como una parte más de la dieta, y reducir la alimentación principal en consecuencia. Una buena alternativa son aquellos snacks que son bajos en calorías o preparados para ser usados como premios, así evitaremos añadir más calorías a la dieta de nuestro amigo peludo.
  • La falta de ejercicio suele ser uno de los factores dominantes de la obesidad. Aquellos animales que son en exceso sedentarios queman menos calorías en su día a día y tienden a engordar con más facilidad. Es posible que además de problemas de peso, una mascota que no hace ejercicio también desarrolle problemas psicológicos y de comportamiento.
  • La genética también afecta a lo gordita que sea nuestra mascota. Algunas razas de perro como los Labradores, los Beagle, los Rotwiller, los Golden Retriever, los Carlinos o los Pekineses. También hay ciertas razas de gato con propensión a la obesidad como los Maine Coon o los Bosque de Noruega.
  • Con la edad también es posible que nuestro gato o perro baje la cantidad de ejercicio que puede hacer. Esto acompañado de cambios en su metabolismo puede resultar un aumento de peso.
  • Muchos estudios relacionan la castración con la propensión a la ganancia de peso. Las necesidades de nuestro animal habrán cambiado después de la castración, así como su temperamento y el ritmo de su metabolismo. Es necesario afrontar estos cambios

Existen otros factores menos genéricos que pueden afectar a la obesidad, como el metabolismo de cada animal u otras enfermedades como el hipotiroidismo o la hiperlipidemia.

Nuestra próxima entrada tratará de los síntomas y riesgos de la obesidad en animales ¡así que estad atentos si este tema os ha interesado!

perrete-miedo
Al igual que las personas, los gatos y perros también tienen traumas y miedos. Vivir con ellos no es fácil, pudiendo dificultar mucho la convivencia con nosotros o con otras mascotas. En algunas ocasiones es difícil reconocer su lenguaje gestual y podemos confundir el miedo con otras emociones.

Por ello hay que estar atento a su comportamiento, si nuestra mascota está aterrada podemos esperar alguno de estos gestos:
  • Intenta huir de lo que le provoca miedo
  • Busca un sitio en el que esconderse
  • Tiembla o tiran las orejas hacia atrás y colocan el rabo entre las piernas.
  • Aplasta su cuerpo contra el suelo
  • Hace sus necesidades donde no toca de manera espontánea
  • Ladra, gruñe o muestra una conducta agresiva
En estos casos es importante no intentar arrinconar a nuestra mascota o córtale la huida, ya que podría llegar incluso a atacarnos buscando una salida. También debemos evitar intentar calmar a nuestra mascota con mimos y arrumacos ya que podríamos estar reforzando y premiando su conducta, con lo que entendería que actúa bien y tenderá a repetirla.

La primera opción para lidiar con los miedos de nuestra mascota es acudir a un etólogo o a un veterinario, sobre todo en casos en que la situación sea difícil de controlar. También nos ayudará saber cómo actuar durante un episodio dificil, ya que para él somos un referente dentro de la manada. 

Es importante que nuestro amigo peludo esté en un ambiente lo más calmado posible. Demostrarle que a nosotros nos genera indiferencia lo que a él le asusta nos ayudará, ya que percibirá que no es una amenaza. Evitaremos siempre castigarle o regañarle cuando demuestre miedo, ya que aumentaríamos su ansiedad.

En casos puntuales, como verbenas o viajes, en los que sabemos en qué momento aparecerá la fuente del miedo, podemos ayudarnos de calmantes naturales que podremos administrar con antelación propiciando un estado de calma en nuestra mascota que le permitirá enfrentar ese momento en las mejores condiciones. En ningún caso aconsejamos medicar a nuestras mascotas con calmantes ni ansiolíticos sin la receta de un veterinario, y mucho menos si se trata de medicamentos para humanos. Podríamos causar graves daños a nuestra mascota, así como agravar el problema.

Esperamos que, con estos consejos, poco a poco podáis ir superando aquellas situaciones difíciles y estéis todavía más unidos.

 

galgo-ropa

 

Puede parecer que la ropa para nuestras mascotas sólo es una cuestión estética, pero además de para que se vean estupendas tiene otras funciones importantes para su bienestar.

 

Con el tiempo, las distintas razas de perros y gatos se han ido extendiendo por todo el globo. Podemos encontrar algunas razas de climas cálidos en ambientes fríos para las que los abrigos y jerséis pueden ser de gran ayuda, sobre todo en invierno. Del mismo modo, cachorros, gatos y perros mayores pueden necesitar una ayudita exterior para regular su temperatura si salen a la calle. Además, si nuestra mascota tiene algún problema de piel, o simplemente está convaleciente de alguna operación o enfermedad, es posible que un abrigo le ayude a sentirse más a gusto en sus paseos durante los meses más fríos.

 

Otro elemento importante para vestir a nuestra mascota son los calcetines y botas. Algunos animales tienen las almohadillas sensibles y los paseos por arena o asfalto, sobre todo si está caliente, pueden producir irritaciones o ampollas. Algo parecido pasa con la nieve o el hielo, muchos perros no están preparados para andar durante mucho rato sobre superficies frías y pueden aparecerles grietas en las almohadillas. El uso de las botas nos permitirá evitar el contacto de sus patitas con el suelo de manera directa.

 

Por último, si nuestra mascota es un perro necesitará salir a la calle todos los días, haga sol o esté lloviendo. Si además es un perro de pelo largo, nos tendremos que ocupar de secar su pelo en el caso de que se moje por la lluvia, no solo para evitar que lo deje todo perdido, si no también para evitar que pueda resfriarse. También son indicados los chubasqueros para evitar que mascotas con problemas cutáneos se expongan a la lluvia y la humedad durante sus paseos.

 

Ya sea para que tu mascota vaya a la última moda o para que esté protegida de los elementos, la ropa para perros es un complemento indispensable para prevenir resfriados indeseados.

gato-pelo-largo

Las mascotas de pelo largo, tanto perros como gatos o roedores, son de las más bellas que existen. El porte y la presencia de uno de estos animales es difícilmente igualable. Pero conseguir un pelaje brillante, sano y atractivo puede ser toda una dedicación, sobre todo si nuestro peludo es juguetón o inquieto. A continuación, te damos algunos consejos para que podáis lucir de pelazo.

La primera consideración que hay que tener en cuenta es que el pelo largo requiere más cuidado que otro tipo de pelajes. Si queremos un manto y sano debemos tener claro que va a significarnos ser cuidadoso y constantes con su cuidado.

Por otro lado, si tenemos a nuestro amigo desde pequeño, es importante acostumbrarlo desde entonces al cepillado y el baño.  Que nuestro peludo entienda que ese ratito que le dedicamos es de acicalamiento y cariño, no solo nos hará más fácil la tarea, también nos permitirá reforzar el vínculo con el animal.

Es importante que encontremos un ratito cada día para cepillar el pelo de nuestra mascota, ya que además de tener el pelo largo, tiene mucho. Entre el pelo sano se le acumula, no solo suciedad y polvo, también pelo muerto. Para que su pelaje alcance todo su volumen y esplendor es necesario un cepillado periódico, con lo que no solo estará limpio, también estará libre de enredos.

Como en todos los animales, es importante cepillar mucho y bañar poco, con una vez al mes tiene que ser suficiente. Durante el baño es importante asegurarnos de que tanto el enjabonado como el aclarado sean a consciencia. Para una limpieza efectiva, es necesario que el champú penetre bien en todas las capas de pelaje. Pero también es muy necesario que durante el aclarado eliminemos a la perfección todo el jabón, pues dejar residuos podría irritar la piel de nuestro amigo de pelo largo, ocasionarles caspa o provocarles enfermedades cutáneas. También podemos emplear productos suavizantes que nos ayudarán a eliminar los enredos una vez el pelo esté seco.

Igual de importante es el secado. Tener un pelo tan abundante también implica que tarde más en secarse. Debemos impedir que quede húmedo, pues es importante evitar posibles resfriados e infecciones cutáneas. Es recomendable el uso del secador ya que nos aseguraremos un secado más eficiente que con una toalla, aunque nuestra mascota debe estar acostumbrada a él. Una vez el pelo esté bien seco podemos proceder al cepillado, no es conveniente hacerlo con el pelo mojado, ya que podemos enmarañar el pelo.

Un último consejo, sobre todo si sois noveles en el cuidado de este tipo de pelo, es que acudáis a vuestra peluquería para mascotas de confianza para poder hacer un mantenimiento periódico del pelaje, así como un corte regular. Aprovechar estas visitas para plantear todas las dudas que tengáis. Con un poco de práctica y constancia, conseguiréis un pelo en vuestro amigo ¡que será la envidia del vecindario!

adopta-un-gatete

¿A quién no le gustan los gatitos? Convivir con ellos es genial, pero hay que preparar el terreno y tener ciertas cosas en cuenta antes de traer a un peludo a casa. A continuación, haremos un repaso a las cuestiones básicas a tener en cuenta antes adoptar un gato.  

Compartir nuestra vida con una mascota es de las cosas más gratificantes que podemos hacer. Los animales domesticados dependen de nosotros para todo, por lo que tenemos que tener en cuenta las responsabilidades que implica y preparar bien nuestro hogar y rutina antes de introducir un nuevo animal.

¿Gato o gatito?

La primera cuestión a tener en cuenta es la edad del peludo que queremos acoger. A todos nos gustan los cachorros y verlos crecer es todo un lujo, pero también traen mucho más trabajo que un gato adulto. Será necesario educarlo en las cuestiones básicas, así como dedicarle más tiempo al juego, ya que tienen mucha energía. En cambio, un gato adulto es probable que tenga aprendidas las normas de convivencia básicas y será una fuente de cariño y compañía tan grande como un animal más joven.

Visita al veterinario

Decidas lo que decidas, es importante que visitéis al veterinario lo antes posible. Hacer un chequeo general y una desparasitación nunca está de más. De este modo evitarás traer parásitos a tu hogar y evitarás un riesgo para la salud de personas y mascotas. Además, es un buen momento para plantearse el tema de la esterilización de nuestro peludo y repasar el calendario de vacunación.

Espacios en tu hogar

Por otro lado, hay que tener en cuenta los espacio que va a necesitar nuestro nuevo amigo. Para empezar, necesitara una zona donde alimentarse, alejada del arenero y que siempre esté disponible. Mucha gente opta por un rincón de la cocina. Además, debe mantenerse ese espacio limpio y libre de olores, pues los gatos son muy aprensivos con los olores fuertes y dejarían de comer. En segundo lugar, hay que destinar una zona de la casa para el descanso de nuestro peludín, donde este cómodo y tenga algunos juguetes y un cojín sobre el cual dormir. Además, hay que contar con un área de juegos para él, donde colocar un rascador. Tus muebles agradecerán que las uñas de tu amigo felino tengan un sitio reservado en la casa.

Por último, es necesaria una zona de aseo donde colocar su arenero. Los gatos son extremadamente pulcros, y necesitan tener su área de aseo lejos de la zona donde está su comida. Es muy recomendable que el arenero esté en una zona bien ventilada para evitar que tu gato y tu tengáis que convivir también con olores fuertes.

Bienvenida a casa

La llegada a casa de una nueva mascota es un momento de alegría, pero también lo es de nervios y agitación. Es necesario que los miembros del hogar sepan cómo reaccionar ante la llegada de un nuevo peludo. Los niños tendrán que aprender que tu nuevo amigo no es un peluche al que pasarse el día abrazando, tienen que tener su espacio. Por otro lado, la presentación a las mascotas de la casa tiene que ser gradual y supervisada, necesitan olerse y conocerse a su ritmo.

Alimentación

Escoger una buena alimentación para tu mascota es importantísimo para su salud, tanto a corto como a largo plazo. Aunque pueda parecer que la mejor alimentación es aquella que le gusta a tu gato, hay que tener en cuenta que los productos de baja calidad suelen contener un exceso de grasa y saborizantes para resultar apetecibles. Aprovecha tu visita al veterinario para pedirle consejo sobre qué alimentación es la más adecuada o visita una tienda especializada donde puedan asesorarte. Una buena alimentación no solo hará que tu gato tenga un pelo más reluciente y esté más en forma, también le asegurará una vida más larga y saludable.

¡Esperamos que con estos consejos disfrutes al máximo de la vida con tu nuevo amigo!

pelo-otono

 

A todos nos encanta que nuestra mascota parezca un peluche: blandito, suave y esponjoso. Con los cambios de estación, el manto de pelo de nuestra mascota cambia, lo que suma variables a una ecuación que incluye el tipos de pelo y el estado de salud de nuestra mascota.

Desde Faunarama queremos dar unos pequeños consejos para cuidar el pelo de nuestra mascota de cara al otoño, que ya se acerca. Como pasa en primavera, se trata de una época de muda, donde nuestro perro pierde parte de su manto para adecuarse a la temperatura del exterior. Esto produce algunos inconvenientes, como que gran parte de este pelo acaba en nuestra casa. Además, un pelaje mal cuidado puede acarrear una piel que no respire adecuadamente y que derive en problemas cutáneos. Para evitar esto, hay dos cuestiones que son claves, la alimentación y el cepillado.

Dar a nuestro peludo favorito un alimento de calidad no solo os asegurará que tenga una salud estupenda, ¡además lo parecerá! Un pelo brillante y estupendo suele ser el reflejo de un organismo sano y bien nutrido. Para los momentos de muda, podemos reforzar la alimentación de nuestro amigo canino con suplementos tales como el aceite de salmón o comprimidos y granulados especialmente formulados para fortalecer el pelaje.

Aun así, una buena nutrición no es el único factor para un pelaje excelente, es necesario mantenerlo limpio, aseado y libre de pelo muerto. El primer paso es conocer el tipo de pelo que tiene nuestro peludo, pues esto hará variar el modo en que lo cuidamos

El pelo duro es aquel que tiene unos 10 cm de largo y una dureza característica, como el de algunos Teckel. Este tipo de pelaje es conveniente cepillarlo a diario, ya que el pelo muerto queda atrapado. Es conveniente lavar a nuestra mascota una vez al mes y además en muchos casos es recomendable recortarlo, así que llevarlo de manera periódica a la peluquería canina es una buena idea, ya que es un pelaje algo complejo de mantener perfecto.

El pelo rizado es quizás el que necesita una mano más experta para su cuidado. Los baños deben ser algo más frecuentes, cada tres semanas, ya que es un tipo de pelo que tiende más a atrapar la suciedad. Además, tiene tendencia a hacer nudos, por lo que es necesario un cepillado diario con carda. El corte se hace por completo a tijera, así que es recomendable dejarlo en manos de un profesional si nosotros no tenemos mucha experiencia en peluquería canina.

Por otro lado, el pelo corto es uno de los más fáciles de cuidar, ya que necesitan menos cepillado. Lo ideal para este tipo de pelaje es lavarlo una vez cada mes y medio y cepillarlo una o dos veces por semana con un cepillo de goma.

El pelo largo es también fácil de identificar y requiere un alto nivel de cuidado. El cepillado tiene que ser diario y con una carda, para evitar enredos y evitar tener que cortar el pelo para deshacernos de posibles nudos. Bañar a nuestro amigo una vez al mes será suficiente, pero es recomendable aplicar productos suavizantes que eviten la formación de enredos.

Existen multitud de variantes de tipos de pelo ¡y además cada perro es un mundo! La recomendación que podemos hacer para todos los casos es que hagáis alguna visita de manera regular a vuestro centro de estética canina de referencia, para que puedan aconsejaros en vuestro caso particular revisar la salud del pelo de vuestra mascota. De este modo, ¡lucirá estupendo todos los meses de año!

viaje-blog2

Hoy tenemos un recopilatorio de consejos por si vais a salir de viaje junto a tu mascota.

Lo primero de todo es pensar en la alimentación. Hay que llevar suficiente para cubrir todos los días que estéis fuera de casa. Si vais a estar fuera un periodo largo de tiempo y donde vas no podrás encontrar el mismo alimento que consume tu mascota, piensa en cambiar unos días antes la marca del pienso por alguna que sea fácil de encontrar allí donde estarás de vacaciones. De esta manera evitarás causarle trastornos gástricos devido a cambiar la alimentación de manera precipitada.

Es recomendable localizar el veterinario más cercano a la zona donde vayas a estar de vacaciones. De este modo, ahorrarás un precioso tiempo si os encontráis con una emergencia. Además, es muy recomendable repasar los calendarios de vacunación y desparasitación, así nos aseguramos de estar al día y no correr ningún riesgo.

Además, es necesario conocer los requisitos de vacunación según el lugar que vayamos a visitar y su legislación. En algunas comunidades autónomas no es obligatoria la vacuna de la rabia, pero en muchas otras sí lo es, por lo que debemos informarnos si es necesaria para viajar allí donde queremos ir. Por otro lado, debe tenerse en cuenta tanto la identificación de la mascota con el chip homologado, como la documentación que acompañe a este.

Si nos planteamos salir del país, debemos tener en cuenta que por ejemplo, en Europa es necesario un pasaporte para tu amigo peludo, certificando sus vacunas y firmado por un veterinario.
Además, existen algunos requisitos especiales según el país de destino. Por ejemplo, en Francia además de las vacunas exigen la certificación firmada por un veterinario de un análisis de sangre de anticuerpos de la rabia realizado meses antes del momento del viaje. Otros países como Reino Unido nos exigirán que la vacuna de la rabia se haya puesto 21 días antes del momento del viaje.

Por último, algunos perros de razas potencialmente peligrosas pueden tener el acceso restringido a ciertos países como Francia dependiendo de su raza, así que vale la pena informarnos bien antes de partir.

Ya sea para las vaciones de este año, para la del  próximo o para cualquier salida de fin de semana, estamos seguros que estos consejos os serán útiles.

 

consejos-ante-el-calor

 

El verano está aquí y cada vez aprieta más el calor. La subida de temperaturas nos afecta a todos, incluidas a nuestras mascotas y por eso a continuación te ofrecemos unos pequeños consejos para que puedas hacer más llevadera esta estación a tu querido amigo y evitar la posibilidad de que sufra un golpe de calor.

La primera cosa que debes tener en cuanta es el de habilitar un espacio adecuado para tu mascota, que sea fresco y bien ventilado, además de tener agua limpia y fresca a su disposición. Si tu mascota es un roedor, hurón, pájaro o cualquier otra mascota que pase la mayor parte del tiempo dentro de su jaula, también debes tener en cuenta el lugar donde ubicas esta. En muchos casos, con el calor, el olor que desprenden puede ser mayor, pero no siempre es una buena idea instalar la jaula de nuestro pequeño amigo en balcones o galerías, ya que pueden ser lugares incluso más calurosos que el interior de nuestra vivienda. Si se trata de perros o gatos hay que ir con especial cuidado con dejarlos en coches, trasportines o habitaciones mal ventiladas, pues la temperatura en estos lugares puede ascender rápidamente y exponemos a nuestra mascota a un golpe de calor.

Cuando llega el momento del paseo, también debemos ser cuidadosos con las temperaturas. Lo primero de todo es evitar pasear durante las horas de más calor y evitar hacer ejercicios intensos si el calor es elevado. Por otro lado, debemos tener en cuenta que aunque nosotros no lo notemos, el suelo puede estar muy caliente. Nuestra mascota no lleva zapatos, así que debemos vigilar que la temperatura del suelo, especialmente si es pavimento o asfalto, no le cause quemaduras en las almohadillas. Un pequeño truquillo es comprobar la temperatura del suelo con la palma de nuestra mano.

Por otro lado, debemos estar especialmente alerta a los síntomas de un posible golpe de calor, ya que puede ser una situación de extrema gravedad para nuestra mascota. Hay que estar alerta a tambaleos, falta de fuerza, temblores, dificultades al respirar o babeos excesivos. Si notamos alguna de estas cosas, habrá que acudir al veterinario con urgencia ya que es posible que nuestra mascota este ante un golpe de calor y una importante deshidratación.

Durante el viaje a la consulta, podemos atender a nuestro peludo humedeciéndole el cuello, detrás de las orejas y la barriga con agua que no esté demasiado fría. También podemos ofrecerle algo de agua para que moje su boca, pero con cuidado de que no ingiera demasiada y nunca hay que obligarle a beber.

El pronóstico para las mascotas con un golpe de calor es muy favorable si actuamos rápidamente y son atendidas correctamente. Aun así, es mejor prevenir que curar, así que intenta que tu animal esté cómodo, hidratado y no lo fuerzes a hacer ningún ejercicio durante las horas más calurosas.

Con estos consejos ¡ya podéis disfrutar de la mejor estación del año!

french bulldog dog having a sleeping and  relaxing a siesta in living room, with doggy teddy bear

Se acerca la noche más corta del año, pero para nuestras mascotas, con tantos petardos y ruidos, puede hacerse la más larga. A continuación, te ofrecemos unos consejos para que tus mejores amigos pasen la noche lo más tranquilos que sea posible.

 

Lo primero que debemos tener en cuenta es el nivel de estrés y ansiedad que le provocan a nuestra mascota los ruidos fuertes. En casos de intranquilidad o estrés leve, podemos optar por un tratamiento natural que le ayudara a afrontar los ruidos con mayor tranquilidad. Hay multitud de productos naturales a base de hiervas o feromonas que les ayudaran si se los suministras unos días antes. Por otro lado, si nuestra mascota tiene pánico a los ruidos, nuestra recomendación es programar una visita con el veterinario, que evaluará si nuestro animal necesita otro tipo de tratamiento, así como realizará un chequeo general para ver si podemos administrarle este tipo de medicación. Además de ayudar a nuestro querido peludo a calmarse con ayudas externas, hay también una serie de pautas que pueden intervenir positivamente en su forma de afrontar los ruidos:

 

A tu mascota le ayudara mucho no encontrarse sola en casa. Estar por ella en todo momento o acariciarla de manera constante no es necesario, de hecho, es contraproducente pues corremos el riesgo de que nuestro amigo interprete que estamos premiando su miedo, y por lo tanto animándolo a que siga en este estado. Aun así, sentir nuestra presencia y dejarle que note que tenemos la situación controlada, le ayudará a sentirse seguro.

 

Por otro lado, no es nada recomendable exponer a nuestra mascota a ruidos fuertes con la idea de que se acostumbre. Perros y gatos tienen oídos muy sensible, y los ruidos fuertes y estridentes pueden ser realmente muy molestos para ellos. Debemos ser comprensivos y entender que para ellos no es una manía, si no que realmente es desagradable o incluso doloroso. Forzándolos sólo lograremos que su miedo crezca y dañaremos el vínculo que hay entre nuestro amigo peludo y nosotros.

 

Preparar una zona cómoda para tu mascota también es buena idea; un lugar en el que pueda esconderse si lo necesita y sentirse cómodo, donde además tenga agua y comida por si desea estar escondida un largo rato. Puedes habituar a tu mascota a usar esta zona segura unos días antes o incluso usar su trasportín como refugio.

 

Si ocurre algún accidente y tu mascota hace sus necesidades donde no debe o rompe alguna cosa, no debes regañarle. Es importante que actuemos con normalidad y tranquilidad, pero comprendiendo su situación. Si es necesario, podemos ayudar a nuestra mascota realizando con ella alguna actividad que le encante, o dándole su juguete favorito para que pueda distraerse y no se centre en lo negativo de la experiencia.

 

Y por último el consejo más obvio, si nuestra mascota lo pasa mal, lo mejor es no llevarla a lugares donde haya mucho ruido o gente, pues la estaremos exponiendo a aquello que teme y además en un espacio donde no se siente cómoda. Del mismo modo, no lo dejes en el exterior, resguárdalo en casa de petardos, hogueras y ruidos.

 

¡Estamos seguros que con estos consejos, pasareis un San Juan genial!

dog catching a red frisbee and swimming in water
dog catching a red frisbee and swimming in water

Cuando aprieta el calor, a todo el mundo le apetece refrescarse en la playa. Nuestros perros no son una excepción, les encanta jugar con las olas, nadar y descansar bajo la sombrilla. A continuación, te refrescamos algunas cosas que conviene tener en cuenta antes de ir a la playa con tu amigo peludo, así como algunas de las playas más famosas que puedes visitar en compañía de tu can favorito.

Lo primero de todo es planificar aquello que necesitará tu perro una vez estéis frente al mar. Algo de comida siempre viene bien, pues gastará mucha energía. Sus chuches favoritas no pueden faltar, porque siempre se porta genial, al igual que su juguete preferido. Sobre todo, es muy importante llevar abundante agua, así como un cuenco o un bebedero donde pueda tomarla; hará mucho ejercicio y hace mucho calor. Una toalla para que pueda tumbarse también es una buena opción ¡a no ser que queramos compartirla con él! También es buena idea llevar una sombrilla; es posible que a ti te encante tomar el sol, pero quizás tu perro este más a gusto en la sombra. Por último, debemos tener en cuenta llevar siempre con nosotros bolsitas para recoger los excrementos de nuestro perro. No es agradable encontrarse cacas en ninguna parte, ¡pero menos en la playa!

A continuación, hacemos un repaso a algunas de las playas con mejor pinta, para que puedas empezar ya a planificar tus vacaciones junto a tu peludo:

Playa de La Rubina, en Empuria Brava, Girona

Playa de Cala Vallcarca, en Sitges, Barcelona

Playa de La Balsa de la Arena, en el Delta del Ebro, Tarragona

Playa de la Punta del Riu, en Campello, Alicante

Playa de l’Ahuir, en Gandía, Valencia

Playa de Aiguaoliva, en Vinarós, Castellón

Playa del castillo, en Fuengirola, Málaga

Playa de la Rana, en Adra, Almería

Playa del Cable, en Motril, Granada

Playa de Camposoto, en San Fernando, Cádiz

Playa del Espigón, en Huelva, Huelva

Playa de las Morreras, en Marrazón, Murcia

Como puedes ver, cada vez tenemos menos excusas para no pasar nuestras vacaciones al lado de nuestra mascota, así que esperamos que disfrutes de su compañía ¡y que os refresquéis mucho en la playa!